El comienzo

En 1918 comienza nuestra historia con la llegada de don Rufino Melero a Chile desde Alsasua, España. Proveniente de una familia de curtiembreros nacen los deseos de fundar una curtiembre con su nombre, atendiendo principalmente las fábricas de calzado que en ese tiempo operaban en el territorio nacional.

Nuestra herencia

Desde hace ya cuatro generaciones que hemos estado trabajando, innovando y perfeccionándonos para llegar a los mejores estándares de calidad. Llegar a ser la curtiembre más grande de chile no ha sido coincidencia, sino que se ha construido por medio del trabajo duro e incesante de cuatro generaciones familiares, apasionadas con hacer cuero de calidad.

Don Rufino siempre nos trasmitió la dedicación que merece la fabricación y venta de un producto tan noble. Es así como, sobre hombros de gigantes, a través de años de estudio y experiencia, hemos logrado dar con las mejores técnicas de curtido. Estos han sido nuestros secretos mejor guardados, trasmitidos y pulidos de generación en generación en nuestra familia, procurando combinar nuestra experticia de más 100 años de aprendizaje en el cuero, con una visión innovadora.

DESCARGA BROCHURE

150 Colaboradores

Hemos conformado un equipo de trabajo con más de 150 colaboradores que se caracterizan por el fiel compromiso, respetando los más altos estándares de calidad en el producto entregado.

Pasión por la calidad

Nos apasiona entregar buen cuero a nuestros clientes, así como un servicio de excelencia que les permita conocer y adentrarse en este fascinante rubro.

NUESTROS VALORES

Artesanía impecable y apasionada

MELERO

CURTIENDO EL OFICIO POR MÁS DE UN SIGLO.

Melero es una curtiembre que a lo largo de sus 100 años de historia, ha estado comprometida con hacer del cuero un ejemplo del avance ético, social y medioambiental del que es capaz este material trabajado de forma noble y responsable, protegiendo su entorno, su gente y su comunidad.

Orgullosos de su experiencia e historia de resiliencia, adaptabilidad e innovación que desde una región tan alejada, ha permitido que se mantengan conectados y vigentes desarrollando constantemente nuevos procesos

y productos que ponen acento en la calidad y elevan el oficio a los más altos estándares que se exigen en la actualidad.

El reflejo de trayectoria intachable en la curtiembre, marcada por la pasión que demuestra por el arte de quienes trabajan y aprecian un material tan diverso y noble como el cuero.

CONOCE NUESTROS VALORES
TRABAJA CON NOSOTROS